Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores hamacas colgantes para desconectar con plenas garantías

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos: 5,00 de 5)
Cargando...
Germán Temprano
Artículo actualizado el viernes 16 de abril de 2021

Verse balanceado en una hamaca colgante amarrada a dos palmeras cerca del mar o a dos árboles si es en el campo es, sin duda, uno de los deseos más recurrentes cuando se sueña con tener vacaciones.

Nada mejor para desconectar que ese tiempo en que no hacer nada se convierte en el mayor de los lujos.

Para ello, hace falta, obviamente, tener la oportunidad y también contar con una hamaca adecuada para que nada estropee esos momentos.

De entre las hamacas colgantes seleccionadas, nos hemos decantado por una clásica de algodón de Anyoo. Gran resistencia y espacio, buenos amarres y un precio bastante económico son los argumentos.

Qué es una hamaca colgante

Un trozo de tela o red que queda suspendido entre dos puntos de anclaje con ayuda de cuerdas, cadenas o algún otro tipo de material resistente.

Ahora tienen un sentido puramente ocioso, pero no está de más recordar que en sus orígenes surgieron para evitar los peligros de dormir en el suelo, algo que también evitan en la actualidad, claro está.

Cómo se instala una hamaca colgante

Distinguimos tres modos principales:

  1. Colgada por los extremos: La más clásica. Se hace a través de una cuerda que se usa para sujetar los mosquetones. Es la típica de palmera, árbol o de columna a columna si la superficie permite los amarres.
  2. Colgada del techo: Son, normalmente, las de tipo silla o nido o las que se usan como balancines en el jardín. Hay otra variedad como es la hamaca colgante con soporte que incorporan un travesaño para posibilitar una posición más inclinada.
  3. Con pie: Vienen con pies para colgarlas. Son más complejas ya que requieren una estructura, normalmente metálica, para poderlas instalar sin necesidad de soporte externo. Son muy buenas para interior ya que basta con abrir la estructura, ubicarla en una superficie plana y ajustar los mosquetones a la altura deseada.

De qué material están hechas las hamacas colgantes

Muy diversos. Empecemos por los tejidos:

  • Algodón: Resultan muy cómodas tanto en algodón puro como mezclado con polyester con el fin de dar una sensación más fresca, ser más transpirable y secarse más rápido.
  • Polyester: Muy ligeras y adecuadas para tumbarse al aire libre. Resistentes al moho y a la humedad.
  • Nylon: Muy buenas para llevarlas de viaje ya que son muy livianas y se doblan muy bien. También aguantan pesos muy por encima de la media.

Además, señalamos otras opciones:

  • Mimbre: Muy resistentes, decorativas y muy cómodas. Se suelen colgar desde el techo en la terraza o porche preferentemente.
  • Madera: Tienen que estar a cubierto para que no se deterioren por las variaciones meteorológicas ya que no les viene bien ni el agua ni el sol en grandes dosis.
  • Metal: Dentro de este apartado, señalemos que pueden ser de acero, aluminio, hierro forjado…

En este caso son ideales para exterior ya que son muy sólidas y aguantan bien las inclemencias climáticas.

Qué tamaños

También se pueden encontrar distintas tallas que marcan la capacidad y el peso que aguantan:

  • Individual: La más clásica. Como es lógico, si el peso excede los márgenes tenidos como normales es muy importante comprobar cuántos kilos aguanta.
  • Doble:  Como se deduce bastante más anchas, con las costuras reforzadas y con un aguante de peso que está entre los 150 y 200 kilos.
  • Familiar: Por razones del peso que aguantan, en torno a los 300 kilos, están confeccionadas con materiales altamente resistentes con gran variedad de diseños.
  • Infantil: Suelen ser acolchadas, con arnés de seguridad para evitar riesgos de caídas y, por supuesto, son de tamaño más pequeño.

Qué tipos de hamaca colgante hay

Destacamos algunos:

  • Hawaiana: Es la más clásica. Se agarra con mosquetones y tiene la forma curvada.
  • Con barra: Incorporan un travesaño para facilitar colgarlas. Sueñen ser bastante cómodas y amplias de tal modo que pueden entrar bien un par de personas.
  • De huevo: Más que hamaca tira a silla en forma de huevo abierto por un lado para sentarse. Va colgada al techo y resulta una hamaca silla muy decorativa. Hay otra versión más cerrada que da sensación de nido.
  • Con mosquitero: Un complemento más que necesario en según qué lugares pases tus vacaciones.
  • Impermeable: Puede haber dos versiones. Una que se fabrican de manera directa en tejido impermeable y otra que trae como accesorio la funda de este tipo de material.
  • De columpio: Son hamacas colgantes rígidas tipo mecedora o balancín para adultos. Se adaptan bien al porche, al jardín e incluso a una terraza.
  • Para animales: Sí, las mascotas también tienen derecho y se pueden encontrar en el mercado.

Qué tener en cuenta antes de comprar una hamaca colgante

En función de los antecedentes ya desarrollados, aportamos algunos de los factores a valorar a la hora de adquirir una hamaca colgante.

  • Peso: Nada que ver si la vas a tener fija en el jardín de casa o la vas a llevar de camping o en salidas. En este último caso exigirá ser ligera y doblarse con facilidad.
  • Material: Si hablamos de tejidos, depende del gusto de cada cual, aunque si es para niños con el algodón se evitarán posibles alergias.
  • Capacidad: Lo más habitual es el uso individual, pero, como ya hemos desarrollado, las hay hasta familiares.
  • Amarres: Como es lógico, un factor de gran importancia en hamacas colgantes. Si lo son sin pie o travesaño habrá que poner especial atención en los mosquetones y el cordaje.

Las mejores hamacas colgantes

Clásica y muy recomendable: Anyoo

Un modelo clásico que aúna muchas cualidades a tener muy en cuenta. Está confeccionada en resistente algodón y resulta muy envolvente y cómoda. Una excelente opción a un económico precio.

Por tamaño y soporte de peso (sobre los 200 kg, según fabricante) se puede usar por dos personas de peso medio sin problema alguno.

La estructura interna de la hamaca está conformada por un total de 36 cuerdas de algodón distribuidas por la superficie.

Uno de sus puntos fuertes, y esencial en esta alternativa de hamaca colgante, es que los amarres, compuestos de anchas cintas y mosquetones, reportan gran seguridad.

Por tamaño, se puede montar de manera perfecta entre árboles o postes que disten en torno a los tres metros.

Hay que tener en cuenta que este tipo de hamaca resulta tan envolvente que es aconsejable dejar algunas extremidades fuera para no quedar ‘atrapado’ en la tela.

Por supuesto, hará las delicias de los niños que se podrán balancear en buen número por el sitio del que disponen.

Cómoda y vistosa: EASY EAGLE

Otra opción clásica en la versión hamaca colgante. Muy vistosa por el estampado de la lona y la configuración de los amarres a un precio si no muy económico, sí asequible.

La lona es muy resistente a la vez que transpirable, lo que se agradece con temperaturas altas que son las más propias para su uso y disfrute.

Las cuerdas para sujetar están insertadas en unos travesaños de madera que, además de reforzar la estética, impiden que sea excesivamente envolvente.

El hueco del amarre en el que convergen las diez cuerdas que se introducen en el travesaño está revestido de una pieza de metal para potenciar la seguridad del enganche.

En cuanto a la dimensión y resistencia da de sí perfectamente para que cualquier adulto disfrute con gran comodidad.

Como medidas orientativas, queda muy bien colocada con una distancia entre árboles (o alternativa) de entre 3 y 3,5 metros con una altura de unos dos metros en el poste y de unos 30 cm entre la curva más pronunciada de la lona y el suelo.

Para acampada y anti mosquitos: Tolaccea

Ideal para llevarla de acampada o usarla en el camping. Muy económica, muy ligera y muy fácil de doblar y meter en su bolsa.

Incorpora un complemento que puede ser tan útil en el campo como una mosquitera. Resulta sobre todo muy práctica.

Es decir, el diseño es totalmente básico con la resistente lona que hay que sujetar por los extremos sin que estos tengan más que el soporte para las cuerdas.

En consecuencia, es una hamaca muy envolvente fabricada con un nylon de gran resistencia y que se despliega y monta en muy poco tiempo.

Con soporte incorporado: VITA5

Una hamaca colgante muy distinta que tiene como gran ventaja que no precisa encontrar palmeras o postes a una distancia ideal ya que trae el soporte de serie.

Uno de los principales inconvenientes, y así es en este caso, es que la estructura metálica hace que su precio suba de manera considerable.

Más en este caso debido a que se trata de una hamaca de gran tamaño en la que pueden descansar sin problema dos personas adultas.

Además de la ventaja de su autonomía, lo que multiplica sus posibilidades de ubicación, se trata de una hamaca bastante estable.

Modelo híbrido: Anten

Rebajas

Terminamos esta comparativa con otra alternativa bastante diferenciada de la hamaca colgante clásica. Se cuelga, pero viene a ser un híbrido entre silla y hamaca.

Su punto fuerte, además de una buena resistencia hasta para pesos elevados, es una vistosa estética basada en el macramé que le da un aire chill out ibicenco muy atractivo.

Un bonito regalo por un precio bastante asequible.

Última actualización el 2021-05-13 at 02:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados