Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores limpiadores específicos para dejar en perfecto estado tu alfombra

Los mejores limpiadores específicos para dejar en perfecto estado tu alfombra
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

A la hora de limpiar la casa hay tareas que, por sus características, generan mayor dificultad. Es el caso de las alfombras, aunque, en función del material de fabricación, revisten más o menos complejidad.

En este contexto son muchas las opciones y productos químicos específicos ideados para facilitar este trabajo y obtener excelentes resultados.

Hazte miembro de Amazon Prime GRATIS

Por 49,90 euros al año (o 4,99 euros al mes) y 30 días de prueba sin compromiso.

Hazte Prime ahora (es GRATIS)

De estos últimos productos nos ocupamos. De entre los elegidos hemos situado en cabeza uno de litro de Karchër por lo mucho que cunde una vez diluido, su eficacia, la rapidez de secado y su económico precio.

Remedios caseros

Antes de entrar de lleno no está de más señalar que hay productos domésticos destinados a usos diversos que pueden ayudar en la limpieza.

Nos referimos, por ejemplo, a la sal, por su capacidad de desinfección o el vinagre diluido en agua para algunas manchas que tiene el problema del olor que genera.

También son puntualmente eficaces los polvos de talco si se echan de manera inmediata sobre una mancha de grasa o incluso el agua oxigenada.

Opción amoníaco

Es uno de los productos más recurrentes para este tipo de limpiezas por su eficacia para combatir las manchas, dar un mejor olor (los usados en estos casos están aromatizados) y eliminar microorganismos.

A la hora de aplicar este compuesto hay que ser muy cuidadoso ya que puede resultar muy tóxico. Es más que recomendable su mezcla con agua para evitar que se deteriore el tejido.

Si no se usa para una mancha puntual y se quiere limpiar toda la alfombra, la mezcla más aconsejable es verter en un cubo agua caliente, un chorro de detergente líquido y un vaso de amoníaco.

Qué tipos de limpiadores de alfombras hay

Estos productos químicos suelen venir en dos formatos principalmente:

  • Bote con tapón: Los más básicos. Hay que tener más cuidado con la dosis que se usará y si precisan o no mezcla con agua como en el caso del amoníaco.
  • Aerosol: También los hay en formato spray o aerosol que resultan más cómodos a la hora de la aplicación en la alfombra.
A la hora de limpiar la casa hay tareas que, por sus características, generan mayor dificultad, como las alfombras

Los mejores limpiadores de alfombras

Cunde y limpia con eficacia: Kärcher

Un producto que ocupa el liderato con sólidos argumentos. En síntesis, cunde mucho, limpia bien, se seca rápido y es muy económico.

Del desarrollo más detallado de estas características destacamos que con el litro de capacidad, tras diluirlo, genera unos 40 y, por tanto, da para muchos lavados.

La marca ya da pistas sobre su carácter complementario para aspiradoras de lavado de esa misma firma. El uso conjunto multiplicará su eficacia a la hora de limpiar la alfombra.

Como es lógico, también se puede usar de manera convencional con buenos resultados. Simplemente hay que echar la mezcla y pasar un cepillo.

Si la suciedad está por encima de la media se aconseja dejar en remojo durante unos cinco minutos con el líquido mezclado con agua caliente.

Altamente práctico para la eliminación de manchas puntuales tanto en alfombras como en sofás o tapicerías de coche.

No tiene aroma, un aspecto que cuenta como positivo en una gama que a veces tiene productos que pueden desprender fuertes y molestos olores.

Pack en spray: Vanish

Una opción muy distinta tanto por cantidad como formato y precio ya que resulta sensiblemente más cara sobre la media, si bien trae tres unidades de serie.

En concreto, se recurre a la opción de spray que resulta mucho más cómoda en la aplicación y más precisa en cuanto a la dosificación.

Está orientado principalmente a la eliminación de manchas concretas. Para ello basta pulverizar la zona, esperar unos segundos y pasar un paño.

Por precaución es conveniente usar el componente en una parte que se vea poco para cerciorarse de si afecta al color de la alfombra.

Da muy buenos resultados en la lana y no es idóneo para otros tejidos como puede ser el terciopelo o la seda, aunque entre las alfombras estas alternativas son muy minoritarias.

Champú concentrado: Biohy

Un champú concentrado que cunde mucho, pero también resulta más caro sobre envases de capacidad similar. En este caso un litro, aunque se distribuye desde medio litro hasta al por mayor.

Como referencia se necesitan entre 10 y 30 ml, en función del grado de suciedad, por cada litro de agua. El modo de uso se limita a frotar bien con un cepillo la zona manchada y a secarla, si es con un aspirador de agua mejor.

Una vez aplicado y secado no queda aroma, aunque sí sensación de frescor. Resulta eficaz para manchas de difícil solución como vino o café o las que pueden originar las mascotas.

Es un champú apto para todo tipo de dispositivos de limpieza en húmedo.

Versión espuma: Hagerty

Pasamos a otro formato que, por su aspecto externo, recuerda a los botes de laca. Limpiador de espuma que ofrece buenos resultados contra las manchas y cuida la tela de la alfombra o sofá sobre la que se aplica.

El modo de uso es, como es común, muy sencillo. Basta con pulverizar una fina capa de espuma a medio metro de distancia más o menos, dejar que se seque, cepillar y aspirar.

Por capacidad y modo de uso, ya que no se diluye como otras alternativas, resulta menos económico, aunque tampoco está pensado para limpiezas totales, sino para suciedades concretas.

Con oxígeno activo: HG

Regresamos al formato spray con gatillo para pulverizar. Un producto muy cómodo y bastante económico, aunque su capacidad solo es de 500 ml, que cumple con corrección su cometido.

Suave por su composición que está mejorada con oxígeno activo para potenciar su efecto limpiador.

El uso es el propio de este formato con la pulverización, el secado y el paso de un cepillo o paño por la zona sobre la que se ha trabajado.

El aspirador y los productos químicos son totalmente complementarios para limpiar alfombras y, por supuesto, en absoluto incompatibles

¿Aspirador o producto químico?

Totalmente complementarios y, por tanto, en absoluto incompatibles, aunque con distintas prestaciones.

Así, pasar el aspirador es una óptima elección para quitar el polvo acumulado en el tejido, la suciedad superficial y eliminar ácaros.

De hecho, algunos modelos vienen con lámparas ultravioletas para eliminar este tipo de partículas.

Si de lo que se trata es de quitar manchas entran ya en juego los productos químicos que suelen ser eficaces y rápidos. Por supuesto, como ya hemos indicado, hay que tener mucho cuidado con su nivel de toxicidad.

Última actualización el 2022-12-06 at 10:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados