fbpx Las mejores barras de dominadas para estirar y tonificar músculos en casa (Actualizado: agosto 2020) · CompraMejor.es Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Las mejores barras de dominadas para estirar y tonificar músculos en casa

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos: 3,00 de 5)
Cargando…

Se conoce como dominada el ejercicio físico consistente en levantar el cuerpo mientras pende de una barra. Es decir, levantar a pulso tu propio peso.

No parece necesario señalar que se trata pues de un ejercicio intenso que, en series largas, no está al alcance de cualquiera.

En todo caso, precisamente el reto genérico de la actividad física es progresar y superarse día a día. Para ello, hay en el mercado diversos modelos de barra de dominadas.

Entre ellas elegimos, un modelo de puerta de la marca BeMaxx ideal para iniciarse en esta actividad física. Su facilidad de montaje (no necesita ningún complemento) y su asequible precio le hacen un producto atractivo para quienes quieran cuidar su cuerpo sin salir de casa.

¿Qué miden las dominadas?

La fuerza física y, principalmente, la fuerza relativa. Es decir, la fuerza en función del peso de cada cual.

Este matiz es de suma importancia ya que la fuerza absoluta es un indicador relativo y abstracto. Por ejemplo, no es aconsejable levantar más peso (ganar fuerza absoluta) si para ello tenemos que aumentar el nuestro en la báscula.

Sin embargo, el incremento de la fuerza relativa redunda en una ganancia de la agilidad, un factor determinante en cualquier deporte y en la vida diaria.

Cómo hacerlas de manera correcta

  • Agarre: Obviamente, cuanto más fuerte, mejor. Es recomendable cerrar el puño con el pulgar. Con ello se mejora la fuerza y la resistencia del antebrazo.
  • Extensión de brazos: Una vez encaramado a la barra es muy importante dejar extendidos los brazos por completo. Con ello, se estiran a su vez de manera correcta los dorsales.
  • Espalda: Siempre recta. Pecho hacia delante y omoplatos lo más juntos posible (la llamada retracción escapular).

Fases del ejercicio

  • Concéntrica: Ya agarrado a la barra de manera correcta, la espiración debe acompañarse de una tracción total del cuerpo. El cuello debe llegar a la altura de las manos (el reto es que la barbilla quede por encima de la barra) y el pecho lo más cerca posible de la barra.
  • Excéntrica: Una vez arriba se hace una pequeña parada y una bajada lenta mientras se realiza la inspiración hasta que los brazos quedan en extensión.

Tipos de posiciones

  • Prona: Las palmas de las manos miran hacia adelante y las manos están más separadas de los hombros. El tirón inicial en esta posición corresponde a los dorsales, no a los bíceps. Trabaja principalmente los músculos de la espalda, pero también los pectorales, los bíceps y los oblicuos.
  • Supina: Se llevan a cabo con las palmas de las manos mirando hacia uno mismo y los codos a la altura de los hombros, es decir, con las manos más juntas. Es el modo más común cuando se quieren potenciar más los bíceps y los pectorales. Es más recomendable esta postura para quienes empiezan ya que permite hacer más fuerza.
  • Neutra: Se llevan a cabo con las palmas de las manos enfrentadas. Dentro de la intensidad del ejercicio resultan las menos lesivas y las que permiten levantar más peso si se hacen con un lastre.

¿Por qué una barra de dominadas?

El simple hecho de dejar el cuerpo en suspensión implica una serie de beneficios físicos. Así, provoca una descomprensión de las articulaciones con especial incidencia en hombros, codos, muñecas y columna.

En esa posición se procura un óptimo estiramiento de los pectorales y los dorsales y hasta una mejor respiración gracias a la distensión de los músculos implicados en la respiración.

Y esto solo sin hacer ejercicio. Una vez que el cuerpo se habitúe a soportar el peso de manera pasiva resulta más sencilla comenzar las primeras dominadas.

¿Qué músculos se fortalecen?

Probablemente no haya ejercicio más eficaz que la dominada para fortalecer los músculos de la espalda.

Son muchos los músculos que se implican en cada esfuerzo. Entre ellos, señalemos el dorsal ancho, redondo mayor, trapecio, romboides, pectoral o bíceps braquial.

Como ya hemos señalado, de la postura elegida dependerá que unos u otros músculos se fortalezcan más o menos. En todo caso, los dorsales anchos, sea cuál sea la opción, es la parte que más se activa.

¿Qué clases de barras de dominadas existen?

Principalmente destacamos dos genéricas:

Simples: A su vez las podemos subdividir en:

  • De puerta: Es una opción tan popular como específica. Para ejercicios muy básicos o, mejor aún, para permanecer colgado y lograr los beneficios en las articulaciones ya mencionados. Para ejercicios avanzados, y qué decir si de pretende hacerlo con un lastre para mayor peso, resulta una barra insegura. Las hay extensibles que se fijan por presión a las jambas de la puerta.
  • De pared: Más estables y sólidas que las de puerta siempre que la pared y los anclajes de fijación acompañen. La mayoría de ellas están diseñadas con distintos tipos de agarre lo que las hacen más versátiles.
  • De techo: Salvo en el lugar de ubicación y el precio, suelen ser más caras, el resto de cualidades son muy similares a las de pared. Incluso hay modelos que sirven para un sitio u otro.

Multifuncionales: Como se intuye por su denominación, son aptas para realizar diversos ejercicios gracias a sus agarres multiposición. Es decir, trabajan más músculos (abdomen, espalda, brazos) y suponen un ahorro de espacio y de dinero.

Pueden ser de pared y de suelo. Las primeras tienen cierta complejidad de montaje y las segundas ya exceden, salvo excepciones, el ámbito doméstico por tamaño y por precio.

Qué tener en cuenta

Los factores fundamentales a tener en cuenta no difieren de los genéricos:

  • Uso: Definir bien, antes de tomar una decisión definitiva, para qué quiero exactamente la barra de dominadas. No es lo mismo, obviamente, iniciarse en este tipo de ejercicios que ser ya un habitual de ellos. Esa reflexión previa permite elegir si te viene mejor una de puerta, de pared, techo o multifuncional.
  • Presupuesto: La diferencia de precio es notable en el caso de las barras de techo y, sobre todo, en las multifuncionales de suelo que son sensiblemente más caras. En el resto de las opciones los márgenes son mucho menores.

Dónde y cómo instalarlas

Como es obvio, la instalación de un aparato que va a soportar el peso de un cuerpo es un aspecto de gran importancia. Es por ello que, si se hace por cuenta propia, es imprescindible seguir literalmente el manual de montaje.

Como es lógico, no hay un solo modo de fijación. Cada modelo, en función de la empresa que lo comercialice, se monta de una manera o de otra.

Otra de las decisiones es su ubicación sobre todo en espacios reducidos. En este aspecto hay que decir que las barras, principalmente las de puerta, pero también las de pared (menos las de techo y nada las multifuncionales de suelo) no suponen problema alguno. Estos aparatos no restan espacio, por tanto, entre estos dos aspectos es más preocupante fijarlas bien.

BeMaxx: Excelente opción para puerta

Como es lógico reúne las principales ventajas de los modelos de puerta. Es decir, no ocupa espacio (incluso se puede plegar), no necesita ningún tipo de tornillería para su fijación y el precio resulta asequible. Eso sí, hay que tener muy en cuenta las medidas (el marco ha de tener en torno a 75 cm.).

Este modelo pasa por tener altamente solventado uno de los principales inconvenientes de estas barras como es la estabilidad.

El temor a ‘cargarse’ el marco superior de la puerta se resuelve con el reparto de la presión. Así, esta se ejerce principalmente de manera frontal a través de las gomas.

El ajuste, uno de los principales retos de estos modelos, es bastante fiable gracias al apoyo superior y, principalmente, a la palanca que hacen los marcos laterales. Además, las protecciones evitan daños a la madera.

El acolchamiento de las empuñadoras es excelente, lo que permite un buen agarre para llevar a cabo la tracción del cuerpo.

Respecto al peso soportado tampoco hay que preocuparse ya que puede estar sin problemas por encima de los cien kilos.

En suma, una óptima relación calidad-precio para un modelo que es ideal para uso doméstico para personas que quieran iniciarse en estos ejercicios e ir progresando en las series.

Sportstech KS200: Sencilla y extensible

Uno de los modelos más destacados en el segmento de barras extensibles con fijación por presión. Precisamente, la fiabilidad de la sujeción es el reparo con el que cuenta esta alternativa con carácter general.

En este caso, la marca hace especial hincapié en el sistema de fijaciones hexagonales y sus dos palancas tensoras para garantizar un agarre seguro en marcos que oscilen entre los 63 cm y el metro de ancho.

Las valoraciones, en general, son buenas en este aspecto, aunque también hay excepciones de puertas que no han aguantado la presión del mecanismo.

Todo depende del uso que se vaya a hacer de ella, del peso, de la calidad de la puerta (también es adaptable a pasillos, evidentemente) y del presupuesto ya que es la ventaja comparativa más destacada en este tipo de barras. Son sensiblemente más baratas ya que su diseño es muy simple.

A destacar la suavidad del agarre gracias al buen acolchamiento que traen de serie y que hace innecesarios los guantes, aunque vienen como extra así como un ebook de entrenamientos.

Hold Strong HS-K-W6: Robusta y con gran aguante

Modelo de pared de gran solidez y empaque orientado a uso intensivo y adecuado para usuarios avanzados en este tipo de ejercicio físico.

Como es lógico la importancia de una buena tornillería y montaje es imprescindible en esta alternativa.

Trae de serie estos complementos, pero no está de más en estas barras tener en cuenta el material de la pared y las características y consultar cuáles serían las sujeciones más fiables.

No tiene nada que envidiar a la que se pueda encontrar en un gimnasio y el precio, aunque más alto que en los casos anteriores, resulta bastante ajustado para las prestaciones que ofrece.

Por ejemplo, está preparada para soportar grandes pesos y, por tanto, para hacer series de dominadas con lastre de kilos.

Sportstech KS400: Ideal en techos resistentes

Al igual que en el caso de los modelos de pared, incluso más, la opción de barra de techo requiere un chequeo previo sobre el material y la fiabilidad del lugar donde se va a fijar.

En el caso de contar con garantías esta barra aúna buenas cualidades como su robustez, que no resta espacio de la estancia donde se coloque y que su precio es bastante económico.

Muy recomendable para realizar dominadas de agarre ancho y con especial implicación de los bíceps. Buenos ángulos en el diseño y óptimos agarres. Aguanta bastante peso sin problemas.

Sportstech Power Tower PT300: Opción versátil si se tiene sitio

Como hemos apuntado en la introducción, las alternativas multifunciones requieren espacio y un presupuesto más holgado.

En el caso de este modelo de Sportstech el precio es bastante asequible, aunque hay que tener sitio para ubicarla de manera fija.

De tener esta posibilidad se trata de una elección muy interesante principalmente por la versatilidad que tiene.

Los ejercicios físicos que ofrece se multiplican gracias a su diseño con sistemas para añadir dispositivos como cuerdas o cintas de amarre.

Última actualización el 2020-07-26 at 10:03 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados