Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Mini neveras para tener la bebida bien fría en cualquier lugar

Las mejores mini neveras
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos: 4,40 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Las mini neveras han pasado de llamarse mini bares y encontrarse exclusivamente en los hoteles, a ser un elemento imprescindible en muchas oficinas, salas de conferencias, espacios pequeños o incluso en dormitorios de las residencias de estudiantes.

El uso está cada vez más extendido y es una forma práctica y cómoda de almacenar pocas cantidades de alimentos que deben permanecer fríos.

Al ser como una nevera tradicional pero en un formato reducido, ocupan poco espacio e, incluso, en caso de necesidad se pueden trasladar de un lugar a otro.

Las mejores mini neveras del mercado

Cecotec 10.000 Silent: una de las mini neveras más silenciosas

Se trata de uno de los modelos más valorados por los consumidores, de su categoría.

Mini nevera de casi 50 litros de capacidad (46 litros) y con la tecnología Silence System como gran punto a tener en cuenta, así como su diseño libre de vibraciones. Además, su bajo consumo confirma la eficiencia gracias a su categoría A+.

Cuenta con tecnología termoeléctrica que permite un enfriado uniforme de todos los productos que estén en su interior.

Sistema Auto Defrost, para descongelación automática, y temperatura ajustable entre los cinco y los quince grados.

Orbegozo NVE 4500B: De refrigeración termoeléctrica

Rebajas

Avalada por una marca líder, Orbegozo, este mini frigorífico cuenta con una capacidad de 43 litros y una categoría en cuanto a la eficiencia energética A++.

Además, tiene un comportamiento con función congelador de seis litros de capacidad.

Será fácil de ubicar todos los productos en su interior gracias a sus baldas extraíbles.

Cuenta con temperatura regulable entre los cero y los ocho grados.

Bomann KB 389: Mini nevera práctica y funcional

Se trata de una nevera pequeña y de bajo consumo, pero con 43 litros de capacidad. Este modelo, también dispone de una eficiencia energética de A++.

Cuenta con un compartimento congelador de 6 litros y, además, dispone de la función de descongelar. Todas las baldas son extraíbles, para asegurarnos de que se adapta perfectamente al tipo de alimentos que introduzcamos en la mini nevera.

Dispone de temperatura regulable de 0 a 8ºC. Cuenta con compresor, por lo que le facilita la tarea de enfriar bien y mantener correctamente la temperatura. Como extra, incluye cubiteras con la compra del electrodoméstico.

Quizá, como pega, podríamos decir que no cuenta con luz interior. También que hay que limpiar el compartimento congelador de vez en cuando porque a veces se sale la escarcha.

Por lo demás, es una mini nevera con un diseño compacto (51 x 43,9 cm) y elegante. En cuanto al ruido, durante su funcionamiento puede llegar a los 43 decibelios, lo que no es molesto para tenerlo en dormitorios o para el uso en caravanas, por ejemplo.

SEVERIN KB 8874: Almacenamiento óptimo

Una mini nivera, made in Severin, con capacidad para 46 litros y con un peso total de catorce kilos.

Destaca, especialmente, por su excelente refrigeración como consecuencia de su clase climática N-ST, que permitirá trabajar sin problema con una temperatura exterior máxima de 38ºC.

Eso sí, no es uno de los modelos más eficientes de esta selección ya que está encuadrado dentro de los modelos de clase F. Su consumo energético anual está en torno a los 100Kwh, aproximadamente, por lo que podríamos considerarlo más bien como una opción de almacenamiento óptimo para una determinada época del año, pero no para un uso contínuo.

Melchioni ARTIC47LT: mini nevera con congelador

Capacidad de congelador de hasta cinco litros y gran espacio de refrigeración interior, con hasta 47 litros. Todo en una mini nevera realmente eficiente en lo referente al consumo energético (A+) y al poco ruido que genera (no superando nunca los 40 decibelios).

Su compresor de larga duración y sus seis niveles de temperatura la convierten en una opción realmente interesante en comparación con sus competidoras.

Además, incluye función de deshielo automático.

Guía de compra para escoger tu mini nevera

Capacidad

Lo primero que deberemos plantearnos es para qué la queremos. No es lo mismo necesitar una mini nevera para un par de bebidas que para guardar alimentos.

Las mini neveras tradicionales suelen tener una capacidad entre 40 y 50 litros. Desde ahí, podemos encontrarlas con todo tipo de capacidades. Por ejemplo, existen mini neveras donde sólo caben 4 latas de refrescos.

Evidentemente, las dimensiones de la nevera dependerán de su capacidad. Por ejemplo, podría interesarnos tener una mini nevera que cuente con un compartimento de congelador, lo que añadirá dimensiones al electrodoméstico.

Como consejo, no nos fijemos sólo en la capacidad sino en la distribución interior. Si las baldas se pueden mover para cambiar el alto de los cajones, mejor que mejor. De esta forma aprovecharemos mejor su capacidad.

El consumo energético de las mini neveras

Puede parecer algo anecdótico, pero no lo es. El consumo energético se debe tener muy en cuenta, ya que es un electrodoméstico que permanecerá constantemente enchufado.

Si bien una mini nevera consumirá menos que una nevera tradicional, consume bastante energía como para notar las diferencias entre una calificación energética u otra en la factura de la luz.

Por ello es recomendable que tenga, como mínimo, la calificación energética tipo A. Seguro que lo agradeceremos a corto plazo.

A pesar de todo, también existen modelos de sobremesa para poder conectarlos al ordenador a través de USB.

Si buscamos algo pequeño que mantenga frías un par de bebidas o un único tupper durante unas horas, será suficiente con este sistema. Este tipo no se categoriza con los mismos estándares de eficiencia energética que el resto de mini neveras.

Las mejores mini neveras
Las mejores mini neveras

¿Es ruidosa una mini nevera?

Quizá es algo en lo que no caemos hasta que la empezamos a usar. Sin embargo, si vamos a utilizar la mini nevera en un dormitorio o en un lugar donde valoremos el silencio, es importante que sea silenciosa.

Aunque también podemos guiarnos de las opiniones de otros usuarios, este punto podremos comprobarlo con los decibelios que tiene la mini nevera. Por debajo de 50dB, debería ser lo suficientemente silenciosa como para no molestar.

Materiales de los que pueden estar hechas las mini neveras

Existen muchos materiales aptos y resistentes para este tipo de electrodomésticos. Lo único que aconsejamos es que, si vamos a usarla en exteriores, nos aseguremos de que están fabricadas en acero inoxidable. De esta forma sabremos que resistirá mejor a las inclemencias del tiempo.

En cuanto al interior, siendo los dos materiales buenos para nuestro propósito, siempre será mejor optar por estantes de vidrio que de metal. Son más fáciles de limpiar y contienen mejor los derrames que pudiera haber.

Extras

Algunas mini neveras cuentan con colgadores internos para guardar latas de bebidas u otros objetos concretos. Dependiendo de lo que queramos introducir, estos detalles pueden ser interesantes.

Si no siempre metemos el mismo tipo de alimentos o bebidas, consideraremos de utilidad que la nevera tenga un termostato regulable. De esta forma, podremos bajar la temperatura si lo que queremos es enfriar bebidas rápidamente.

Última actualización el 2021-09-26 at 08:00 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados