Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Remolques para llevar a tu perro mientras paseas en bicicleta

Remolques para llevar a tu perro mientras paseas en bicicleta
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Salir con tu perro o dar un paseo en bicicleta son dos actividades que no tienen por qué ser incompatibles. Los remolques para llevar a tu perro contigo en la bicicleta son una opción cada vez más extendida.

Y eso sin ser necesario acompasar el ritmo de la mascota a su humano o viceversa.

Esta expansión ha procurado que los modelos sean cada vez más variados y los precios vayan siendo también más diversos ya que no se trata, precisamente, de artículos que se caractericen por ser económicos.

Con carácter general, lo prioritario es que el animal se pueda tumbar si quiere hacerlo, tenga buena ventilación, cubierta impermeable y suficientes mallas como ventanas para que se pueda entretener e incluso sacar la cabeza.

Los mejores remolques de bicicleta para perro
Los mejores remolques de bicicleta para perro

Qué es

En su concepto más básico, aunque los modelos suelen ser sofisticados y con una amplia horquilla de precios, se trata de una especie de cesta de muy variable tamaño y diseño que se acopla a la parte de atrás de la bicicleta para desplazar en su interior a la mascota con la inercia de las pedaleadas.

Óptima relación calidad-precio: Homcom

Rebajas

Como ya hemos adelantado, situamos en primer lugar este modelo medio-grande, para perros de hasta 30 kilos, según recomendación de los fabricantes, con buenos materiales y un diseño muy bueno para que la mascota se entretenga mirando por las amplias mallas.

Unas cualidades que se compadecen con un precio bastante asequible para la media de estos modelos que, ya hemos señalado, no suelen ser baratos.

También su montaje, hay que decirlo, requiere ciertas dosis de habilidad y paciencia.

Otro de los ‘pros’ a tener muy en cuenta es que incorpora unas ruedas hinchables bastante grandes de 20 pulgadas.

Entre las características a destacar también el fácil enganche del coche y los óptimos complementos reflectantes para potenciar la seguridad de noche.

El habitáculo interior es bastante amplio y, como consejo, no está de más colocar una pequeña colchoneta a la medida para que vaya más cómodo.

Detallamos los materiales que se reparten entre el acero con el que están fabricados los tubos de la estructura y la cubierta redondeada de plástico con el frontal enrollable a modo de persiana.

Por último, entre las ventajas también está que se trata de un modelo plegable con el que se ganará espacio a la hora de guardarlo.

Ideal para razas pequeñas: Trixie

Un modelo que cambia notablemente el diseño ya que opta por una forma prácticamente cuadrada salvo las formas redondeadas del frontal enrollable.

Se distribuye en tres tallas distintas. En este caso se trata de la más pequeña recomendada para mascotas de hasta 15 kilos.

Para perros pequeños supone una opción muy recomendable ya que tienen bastante sitio para tumbarse o moverse.

Una de sus cualidades notables se concreta en sus materiales con una cubierta de resistente poliéster.

El diseño incorpora una protección extra en la parte frontal para potenciar la protección contra el viento y el agua.

Un remolque muy estable, al que ayuda también que sea de talla pequeña, que resulta ideal para largos paseos ya que el peso más ligero que tienes que arrastrar ayuda a aumentar el recorrido.

Dos en uno: Wackets

Sin duda, el hecho diferencial y muy útil de esta opción es que sirve tanto para remolque de bici como de carro para pasear a pie a nuestra mascota.

Muy ligero de peso para la media, no llega a los diez kilos, pese a que incorpora una rueda más delantera (que gira totalmente) para usarse a pie.

Hay que señalar que las traseras son más pequeñas que en la mayoría de los modelos.

El cambio de remolque a carrito se lleva a cabo de manera muy sencilla.

Los materiales siguen las pautas más extendidas como el acero para la estructura y la tela Oxford para la cubierta que resulta resistente e impermeable.

Como medida específica de seguridad tiene un gancho en el habitáculo para estabilizar al perro y un sistema que permite que el remolque se quedará de pie si la bicicleta se desengancha.

Ligero, resistente y caro: Burley Design

Empecemos por el inconveniente que no es menor como es un precio muy elevado en una gama que ya hemos apuntado no tiene en el desembolso que exige su mayor atractivo.

Por lo demás, resistentes materiales que no son incompatibles con su ligereza y una entrada posterior abatible para que la mascota pueda entrar por sí misma.

Muy fácil de quitar y poner y adaptable a razas medias-grandes. Por ejemplo, resulta muy indicado para labradores o Golden que, además, son razas muy tranquilas por naturaleza.

Muy abierto: Michellda

Un modelo muy recomendable por su doble función de carro y remolque que tiene como característica destacable que resulta muy abierto por el gran tamaño de sus mallas laterales.

En este caso, las ruedas traseras sí cuentan con un tamaño similar a las que llevan las opciones que solo sirven como remolque.

Estructura de acero y tela Oxford, la combinación más habitual, para un producto que, por su doble utilidad, tiene un precio razonable que, en este segmento, no es sinónimo de que sea barato.

Cuando son más prácticos los remolques de bicicleta para perro

Lo es en general, pero detallamos algunos supuestos concretos:

  • Si se trata todavía de un cachorro y no puede seguirte. Le puede servir de referencia ir detrás para cuando crezca y pueda ir corriendo a ritmo
  • Si el recorrido es demasiado largo para que el perro vaya a tu lado durante todo el trayecto
  • Para razas que, como característica general, no tienen unas patas preparadas para el ejercicio continuado (bulldog, por ejemplo, o aquellos con una corta longitud de sus extremidades)
  • Por supuesto, si la mascota tiene problemas de movilidad ya sea por convalecencia de una operación quirúrgica o por edad
  • Si el perro tiene un carácter complicado para lograr que se mantenga a la distancia conveniente cuando vas en la bici.

Puede ser un óptimo medio de transporte para que luego se desfogue en un sitio ya concreto.

De qué materiales

Como es lógico, estos remolques están fabricados de diversos materiales. Para la estructura se usa metal y tela para cubrirlos con mallas en los lados para que la mascota pueda ver el exterior.

Entre las combinaciones podemos señalar distintas, caso del acero y la llamada tela Oxford. Para las cubiertas también se usa a veces PVC o aluminio para el soporte.

Como es lógico, la calidad de los materiales marcará el precio final. En el caso de la estructura cuanto más resistente y ligera mejor y en el de la tela suelen ser impermeables y si no lo son es conveniente.

También, como es lógico, se usa caucho para las cubiertas de las ruedas que suelen ser de un notable tamaño.

Qué tipos de remolques de bicicleta para perro hay

La gran división en este apartado es entre aquellos que son plegables y aquellos que no lo son y que, por tanto, requieren un buen espacio.

Nunca es un detalle menor, pero menos todavía en estos productos ya que se trata de remolques bastante aparatosos (obviamente en función del tamaño del perro) y, de no plegarse, mejor tener un garaje o terraza amplia.

También los hay con una doble función ya que a su condición de remolque suman la de carrito para pasear al perro a pie.

Cambios en la conducción

A las pautas de precaución y seguridad convencionales cuando se va en bicicleta, llevar un remolque con tu mascota añade otros requisitos:

  • Dejar una mayor distancia para frenar ya que esta acción requerirá un par de metros más que si vas solo
  • Reducir la velocidad sobre todo a la hora de trazar una curva para evitar el riesgo de volcar
  • Ser consciente de que vas a tener energías para asumir el transporte, más todavía si se trata de un perro grande.

Lo más aconsejable es empezar por cortos recorridos e ir poco a poco alargándolos para chequear las sensaciones.

Se trata de una especie de cesta de muy variable tamaño y diseño que se acopla a la parte de atrás de la bicicleta.
Se trata de una especie de cesta de muy variable tamaño y diseño que se acopla a la parte de atrás de la bicicleta.

Qué tener en cuenta en los remolques de bicicleta para perro

Tamaño y peso

Obviamente, fundamental el tamaño y el peso de la mascota para elegir su remolque. Como ya hemos apuntado, como referencia que se pueda tumbar para estar más cómodo.

Enganche

Otro factor de gran importancia para la seguridad tanto del animal como del humano que le desplaza. De un buen enganche depende la estabilidad del remolque.

El sistema más extendido, tanto como para conocerse como enganche universal, es una pieza metálica que se atornilla al eje de la rueda trasera.

De este modo basta con poner o quitar un pasador de seguridad cada vez que se quiera quitar o poner.

Nunca está de más en el capítulo de la seguridad tener un segundo punto de sujeción o una correa adicional por si falla el sistema central. El enganche viene incorporado al remolque, pero no sobra una comprobación.

Base

Será la superficie sobre la que se tumbe el perro o sea que tampoco es un detalle menor. Lo ideal es que sea de un material que no retenga mucho el calor ni la humedad.

Conducción

El manejo del remolque es muy importante, pero cuenta con el hándicap de que no los podremos calibrar en toda su dimensión hasta que lo usemos.

Como en cualquier artículo, el precio y la calidad tienen mucho que decir. Un buen diseño, unos materiales ligeros y resistentes y unas óptimas ruedas ayudarán mucho a que se lleve de manera suave.

Portable

Ya hemos adelantado que muchos son plegables y cuentan con la ventaja de espacio que da esta cualidad.

Sin embargo, no hay que olvidar que, en algunos tamaños, por plegable que sea, ocupará un buen espacio porque los de perros grandes son aparatosos como no puede ser de otra manera.

Diseño

Los hay muy variados y también están muy vinculados al margen económico que se tenga.

No solo tiene importancia en cuanto a estética sino también en asuntos puntuales como tener que meter uno mismo al perro o que pueda hacerlo él solo, lo más recomendable cuando son grandes.

También, ya hemos dicho, los hay con función doble remolcador-carro de paseo para llevarlo a pie.

Extras

El más práctico sería una pata auxiliar de apoyo para aparcarlo cuando se desenganche de la bici. También los hay con bolsillos exteriores para meter distintos objetos.

Seguridad vial en los remolques de bicicleta para perro

Los reflectores son obligatorios a partir de la ausencia de luz solar.

Hay otros accesorios como el banderín que puede resultar práctico para avisar durante el día de la presencia del remolque en la parte de atrás.

Es importante que la mascota vaya sujeta con una correa dentro del remolque como lo hace cuando va, por ejemplo, en la parte de atrás del coche con el arnés enganchado al cinturón de seguridad.

Última actualización el 2022-07-06 at 12:03 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados