Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Tiras adhesivas para colgar cuadros sin necesidad de agujerear la pared

Tiras adhesivas para colgar cuadros sin necesidad de agujerear la pared
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos: 3,83 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

El engorro de dejar las paredes salpicadas de agujeros para colgar cuadros hace tiempo que no es tal gracias a soluciones alternativas que evitan estas consecuencias.

No se trata de una ventaja menor sobre todo si se vive en casas de alquiler en las que los propietarios son reacios a que sus paredes queden agujereadas tras la mudanza del inquilino.

Las tiras adhesivas para sustituir las escarpias o clavos y los martillazos son una opción muy interesante por su facilidad de uso, entre otras cualidades.

Qué son

Son piezas en forma de tira con material adhesivo por ambas caras (también las hay con clavo o gancho) con el fin de unir la superficie del marco a la de la pared donde irá colgado.

Como es lógico, en función de su tamaño aguantarán distintos pesos, siempre que las dimensiones no sean de gran formato y la superficie donde va esté en óptimas condiciones para su adherencia (por ejemplo, sin humedad).

Ventajas e inconvenientes

Entre las primeras destacamos las siguientes:

  • No deteriora la superficie donde se cuelga
  • Te ahorras los agujeros
  • Sencillo montaje ya que no se precisa herramienta alguna
  • Variedad de catálogo

Entre los segundos:

  • Soportan pesos limitados
  • En casas muy húmedas perderán eficacia
  • No es que su precio sea alto, pero sí más caro que un taco y una escarpia
  • Hay que adecuar muy bien de manera previa la superficie y en algunas se tendrá más seguridad que en otras
  • No es un sistema válido para paredes con textura (gotelé, por ejemplo) o para aquellas de ladrillo o empapeladas.

Qué clases hay

Destacamos los siguientes tipos principales:

De doble cara

Indicada para superficies como la madera, el metal o el plástico con también fiabilidad sobre azulejos o granito. Bastante versátil y con una buena resistencia dentro de las limitaciones ya apuntadas.

Con gancho

Suelen ser piezas adhesivas transparentes en las que va insertado el gancho que no toca la pared. Principalmente útiles para cristal o melamina.

De velcro

Con las funciones propias de este material, una parte se pega al marco con material adhesivo y la otra a la superficie. La unión entre ambas se hace a través del velcro. Solo valen para interior.

De clavo

Más sofisticado. Suele consistir en una tira adhesiva sobre la que se pega un dispositivo plástico del que sobresale una especie de clavo en el que se soporta el cuadro.

Las mejores tiras adhesivas para colgar cuadros
Las mejores tiras adhesivas para colgar cuadros

Modo de uso

Puede variar en función del tipo de tiras. Aquí aportamos consejos generales para las estrictamente adhesivas, caso de las de doble cara y velcro:

  • Es fundamental la limpieza previa de la superficie. Uno de los productos más fiables para ello es el alcohol vertido en un paño.
  • Pegar las bandas adhesivas a la pared o superficie en el que se vaya a colgar
  • Retirar el papel protector y colocar tiras adhesivas en los cuatro bordes traseros del marco
  • Presionar bien las bandas de todo el perímetro con el cuadro durante medio minuto aproximadamente
  • En el caso de que se usen tiras de velcro ayudará el sonido que hacen al engarzarse ambos tejidos
  • Coger el cuadro ya preparado por las esquinas inferiores, subirlo poco a poco hasta contactar las tiras del marco con las de la superficie
  • Antes de colgarlo de manera definitiva no está de más dejar pasar un tiempo (en torno a una hora más o menos)

Para pequeños formatos: Command

Nos hemos decantado por situar de líder un amplio surtido de tiras orientado a cuadros pequeños y medianos, los más adecuados para sacar rentabilidad a este tipo de artículos.

En concreto, incluye diez pares de tiras más pequeñas y otros ocho algo más grandes. Para hacerse una idea de cuántas piezas se pueden colgar, hay que referir que cuatro pares pequeños aguantan poco menos de dos kilos.

En el caso de las medianas, el peso sube de manera considerable por encima de los cinco kilos. Como tamaño máximo del cuadro se recomienda 45 x 60 cm.

En todo caso, estas medidas de referencia conviene no apurarse ni con esta opción ni con otras ya que, como hemos aludido en la introducción, la utilidad de las tiras adhesivas es mayor cuanto más ligero sea el cuadro.

Otra de las ventajas de estas tiras es que se retiran de manera muy sencilla sin que se desconche la pared al hacerlo.

Es importante, eso sí, poner especial atención en que el cuadro quede recto a la primera para no tener que desgastar mucho el material adhesivo.

Opción con clavo: Tesa

Una opción muy distinta ya citada en el apartado de tipos de tiras. En este caso se trata de una adhesiva de una marca puntera en la que, a su vez, se pega un pequeño dispositivo que incorpora una especie de pequeño clavo sobre el que se soporta el peso del cuadro.

Es eficaz para cuadros que pesen poco ya que la referencia facilitada es de máximo un kilo por cada tira (en el pack vienen dos), es decir, para colgar un par de cuadros pequeños o uno mediano.

El problema si se usan las dos tiras para un solo cuadro es que alinearlo bien puede resultar una labor compleja.

Eso sí, el sistema que incorpora el clavo tiene cierto margen de desplazamiento hacia arriba o abajo con objeto de modificar un poco la altura si se quiere una vez se haya colgado en la pared o la superficie elegida.

Gran versatilidad: Pattex

La cinta adhesiva de doble cara cuenta como principal baza su enorme versatilidad a la que no escapa el montaje de cuadros. A ello suma que su precio resulta bastante económico.

Este modelo distribuido por otra de las marcas principales en el sector del adhesivo pasa por tener un agarre extrafuerte.

La facilidad de montaje, ya que basta con cortar la cinta, suma otro de sus ventajas. Esta misma operación permite, por ejemplo, cortar una tira que se prolongue a través de todo el marco para ganar resistencia.

Como en los demás casos, lo que sí es aconsejable es usar un nivel para no tener que despegar el cuadro una vez adherido porque pueda estar torcido.

Apuesta por el velcro: Fesoar

Rebajas

De parecidas características por facilidad de montaje y precio económico, esta alternativa apuesta, sin embargo, por el engarce de las tiras a través de velcro.

También le une a la cinta adhesiva de doble cara su gran versatilidad ya que puede valer para colgar cuadros o fijar una alfombra o moqueta por poner un ejemplo.

Para que sea lo más eficaz posible, en el caso del velcro más si cabe, la superficie ha de estar perfectamente lisa y limpia. Es decir, es recomendable para azulejos, plásticos, metal, espejo o madera lisa.

Gancho de pared: Marsui

Por último, otra de las opciones mencionadas como es la tira adhesiva con gancho incorporado. Un pack surtido con doce colgadores de cuadros de pared con gancho y el doble de tiras adhesivas.

Como en el caso de la de clavo, muy práctica para cuadros pequeños si se usa una y más complicada su alineación recta si se recurre a dos para un cuadro algo más grande.

Muy fáciles de poner ya que basta con despegar el papel posterior y adherirlas a la superficie previamente bien tratada.

Cómo quitarlas

El proceso inverso, el de retirar estas bandas adhesivas, es mucho más sencillo, pero también requiere ciertas cautelas:

  • Quitar el marco desde los ángulos inferiores tirando hacia arriba
  • Tirar siempre hacia abajo la tira
  • Apoyar la mano en la pared o superficie correspondiente e ir despegando poco a poco las bandas

Qué tener en cuenta

Peso soportado

Sin duda un factor clave en este tipo de productos. Hay que fijarse bien es cuál es el máximo y, a ser posible, no apurarlo.

Para hacerse una idea de referencia, las tiras convencionales pueden aguantar entre uno y siete kilos, aproximadamente.

Por clase de tiras, las bases adhesivas que llevan insertado un gancho o clavo suelen ser más resistentes que, por ejemplo, las de velcro.

Anchura

Como es obvio, está directamente vinculada al formato del cuadro que queramos colgar. Si se van a afrontar distintas tareas o la pieza a colgar es más grande de lo habitual conviene comprar las tiras en rollo ya que cundirá más.

Color

En este apartado cabe destacar la opción más versátil como es la de la tira adhesiva transparente. Otra de las más usadas es la blanca cuando va en pared de ese recurrente color.

Tipo de superficie

Ya hemos indicado que este tipo de tiras es bastante polivalente en cuanto a superficies siempre que estén en buenas condiciones previas.

Sin embargo, hay otras que, reiteramos, no son susceptibles de su aplicación como es el caso de paredes de gotelé, empapeladas o enteladas o de ladrillo.

Última actualización el 2022-07-06 at 14:02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados