Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores deshumidificadores para aumentar el bienestar dentro del coche

Los mejores deshumidificadores para aumentar el bienestar dentro del coche
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Los beneficios de los deshumidificadores son de sobra conocidos como lo son los perjuicios que implica la humedad incluso para la salud. La progresiva expansión de estos dispositivos ha dado lugar a una ampliación de sus posibilidades.

Así, al igual que nos reporta muchas ventajas en casa también lo puede hacer dentro del coche a través de deshumidificadores adaptados en tamaño y características al interior del vehículo.

De entre los aquí elegidos hemos situado en cabeza uno de bolsa de la marca Xaxazon por su pequeño tamaño, óptima capacidad de absorción de la humedad, alta capacidad de reutilización y un precio bastante económico.

Para qué sirven los deshumidificadores para coche

En síntesis, tiene el cometido de filtrar el aire del habitáculo del vehículo de modo que extrae la humedad y libera el aire limpio.

El uso de carbono en el proceso implica asimismo la eliminación de bacterias, hongos, moho o ácaros. En suma, sirve para disfrutar de un ambiente más limpio y respirable.

La humedad se acumula en la bolsa o solución alternativa y, por tanto, precisa vaciado o secado de manera periódica.

Qué ventajas tienen los deshumidificadores de coche

Destacamos las siguientes:

  • Previene el vaho en los cristales
  • Reduce la aparición de hongos o ácaros
  • Evita las manchas de moho
  • Ayuda a la conservación del material del interior del coche
  • Especialmente beneficioso para personas con problemas respiratorios que tengan que conducir o viajar a menudo en coche
  • Sensación térmica más agradable

Bolsa de gel de sílice: Xaxazon

Ocupa el liderato un deshumidificador de bolsa que, como hemos ya adelantado, es el de uso más común en esta gama de productos especializados.

Una opción muy económica que aúna varias cualidades de importancia para ser usada en el coche como su pequeño tamaño, la óptima capacidad de absorción y un precio muy económico.

En cuanto a materiales se decanta en su interior por el gel de sílice, uno de los más usados por su eficacia en la absorción de la humedad.

El gel de sílice es un agente desecante que remueve la humedad en espacios cerrados. Se usa, por ejemplo, en cajas de zapatos nuevos, bolsos o frascos de medicinas.

Una de sus propiedades más notables es que cuenta con un alta capacidad de reutilización. Basta con restaurar su secado ya sea en microondas (entre 8 y 10 minutos), horno convencional (entre dos y tres horas a 60º) o directamente al sol.

Su emplazamiento más adecuado es en la esquina del parabrisas o en las bandejas habilitadas en los salpicaderos. Así, será más eficaz en sus funciones de evitar la formación de moho o el óxido.

En invierno se hace especialmente útil para tener una visión clara ya que es también muy práctico para la reducción de vaho en el parabrisas.

Versión recargable: Kangtaixin

Una alternativa muy distinta a la anterior. Versión mini de lo que vendría a ser un deshumidificador doméstico convencional.

En todo caso, más aparatoso que la versión bolsa, sensiblemente más caro, aunque también con mayor potencia de absorción.

Su ubicación más estable sería introducirlo en los espacios que vienen habilitados en el coche para sujetar botes de bebidas o derivados.

Se trata de un dispositivo recargable con la ventaja de que cuenta con bastante autonomía de uso con poco tiempo de suministro eléctrico.

Para hacerse una idea, con dos horas enchufado puede cumplir sus funciones entre dos y tres semanas.

Por tamaño tiene capacidad para absorber hasta 100 ml de agua. Sus características y dimensiones hacen que sea un producto muy versátil ya que, además de para el coche, cumple en armarios o bolsas de gimnasio.

Filtro de carbón activo: Apalus

De regreso al formato más popular, esta bolsa resulta de alta eficacia, aunque hay que matizar que los mejores resultados se obtendrán si se reparten dos o tres unidades (en función del tamaño del vehículo) por el habitáculo.

En este caso se elige para el filtro carbón activo de bambú, un material de alta eficacia en la filtración y purificación del aire con la eliminación de bacterias, alérgenos o moho.

Una de sus bazas más atractivas es la capacidad de reutilización que puede alargar la vida de estas bolsas hasta los dos años. Basta con dejarla al sol durante un par de horas al mes.

Como es lógico, el diseño de estas bolsas no es un factor a destacar, aunque en este caso sí merece destacarse el orificio que lleva habilitado en una esquina para facilitar que se cuelgue el deshumidificador.

En forma de cojín: Mumbi

Una pequeña bolsa deshumidificadora en forma de cojín para poner encima del salpicadero sin que moleste nada en la conducción. Práctica y barata.

Resulta muy útil para paliar la condensación de agua en los cristales y el consecuente vaho que tanto molesta a la hora de manejar el coche.

Una de sus señas de identidad es el triángulo transparente habilitado que actúa de indicador de humedad.

Así, los colores de los granos del interior van desde el marrón, cuando está seca la bolsa, al blanco cuando está húmeda.

Cuando esté ya totalmente blanco el interior se puede meter en el microondas a secar y volverse a usar.

De tabletas: Humydry

Aunque no responda estrictamente a los dispositivos especializados en coches, ya que se usa más en el hogar (armarios o habitaciones pequeñas), también puede resultar útil en un habitáculo por su tamaño y prestaciones.

Algo más aparatoso que la bolsa y menos estable por su material y los movimientos del coche, pero siempre se le puede buscar un hueco o habilitar una base adhesiva.

Merecerá la pena por un buena capacidad de absorción, aunque hay que tener en cuenta que supone un mínimo gasto adicional con el necesario cambio de tabletas.

Qué tipos de deshumidificadores para coche hay

  • Eléctricos: Tienen la desventaja de que solo funcionan, de manera muy eficaz, eso sí, cuando el motor del coche esté en marcha. Cuando se pare la humedad se volverá a acumular.
  • Bolsas: La opción más extendida. Ocupan poco espacio, una cualidad importante para el uso que tienen, y se pueden reutilizar.

Económicas, sin gasto alguno en recambios y herméticas para que el agua almacenada en el interior no se derrame.

Uno de los materiales más recurrentes para el interior es el gel de sílice por su capacidad de absorción de la humedad.

Otra de las opciones en los filtros es el carbón activo de bambú que resulta muy eficaz, por ejemplo, para neutralizar olores.

  • Deshumidificadores de coche con tabletas: Una alternativa de alta eficacia, aunque el dispositivo en el que se insertan las tabletas es más aparatoso.

Además, el agua no se almacena y, por tanto, con algún bache o viraje brusco se podría derramar. Requieren la compra periódica de las tabletas.

Deshumidificadores de coche: Consejos de uso

Aportamos algunas sencillas pautas:

  • Elegir el emplazamiento en las zonas que más humedad acumulen
  • Dejarle que opere en su función de eliminar partículas de agua del aire
  • Revisar de manera frecuente si está o no saturado de agua. En algunos se incorpora un indicador al efecto
  • Reutilizarlo sin problema una vez realizadas estas medidas. En el caso de los de bolsa, los más extendidos, hay que secarlos bien.

Última actualización el 2022-11-27 at 03:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados