Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores enfriadores para tener siempre la botella a la temperatura ideal

Los mejores enfriadores para tener siempre la botella a la temperatura ideal
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

La temperatura es un parámetro de gran importancia en la bebida. Un vino que no esté en los grados adecuados puede afearte una cena o comida especial. La solución tiene nombre. Los enfriadores de botellas individuales se convierten así en una útil y asequible forma de evitar riesgos innecesarios.

Hazte miembro de Amazon Prime GRATIS »

Por 49,90 euros al año (o 4,99 euros al mes) y 30 días de prueba sin compromiso.

Hazte Prime ahora (es GRATIS)

De entre los aquí seleccionados nos hemos decantado en primer lugar por uno de acero inoxidable de Vacuvin por su eficacia, consistencia y elegancia para ponerlo encima de la mesa. No es barato, pero merecerá la pena para ocasiones especiales.

Qué es y para qué sirve

Un recipiente a modo de carcasa para meter en su interior la botella y, a través de distintos sistemas, refrescarla o mantenerla a la misma temperatura que se saca de la nevera durante un largo periodo de tiempo.

Cómo funciona

Depende del modelo. Distinguimos dos grandes grupos:

  • No eléctricos: Se debe introducir de manera previa en el congelador la parte interna, esperar a que se solidifique el agua o el gel y, una vez terminado el proceso, meterla en la funda o carcasa e introducir la botella.
  • Eléctricos: Más sofisticados y eficaces en cuanto a rapidez de enfriamiento. Se conectan a la red y, generalmente, permiten seleccionar la temperatura. Están ideados para una sola botella. Para mayor número de ellas ya hablaríamos de otros productos, caso de los climatizadores de botellas de vino, más aparatosos y bastante más caros.
  • Opción de varilla. Vendría a ser una tercera opción más básica. Se trata, como su nombre indica, de una varilla que se mete en el interior de la botella para enfriarla. Como es lógico, antes ha tenido que ser metida en el congelador. También se pueden encontrar enfriadores con varilla vertedora que, además de enfriar, se usa como aireador de vinos.

Los mejores enfriadores

Resistente y elegante: Vacuvin

En esta ocasión, el factor económico no es uno de los que puntúe a favor de su liderato, pero su relación calidad-precio es óptima dadas las características de este enfriador.

Para empezar, su carcasa de acero inoxidable no solo colabora a que el enfriado se prolongue, sino que le da mucha consistencia al producto y una elegancia estética que lo hace ideal para ocasiones especiales.

Hay que dejar claro que no es esta una gama de altos desembolsos y que, por tanto, si bien es más caro que la media de los no eléctricos es asequible y merecerá la pena si es proclive a comidas y cenas compartidas.

El enfriador flexible y extraíble, que luego se ajusta a la carcasa, hay que meterlo en el congelador de manera previa.

Está configurado mediante media docena de barras de hielo separadas en el envase para que se pueda formar el círculo de la carcasa y meterlo dentro sin problemas.

Como referencia, si la botella no está fresca, en apenas cinco minutos se notará ya la bajada de temperatura que se mantendrá durante bastante tiempo.

Opción de varilla: Vicloon

Una alternativa distinta ya detallada en la introducción y que tiene como principal ventaja un precio más que económico para unas prestaciones correctas en función de las expectativas de la velada.

Es decir, su capacidad de enfriamiento es menor y más corta, pero puede ser suficiente y además tiene como característica complementaria que incorpora aireador para el vino para que ‘respire’.

En este caso, el proceso es algo distinto. Hay que dejar unas dos horas la varilla en el congelador hasta que el gel se solidifique y luego dejar airearlo durante un cuarto de hora aproximadamente.

Para hacerse una idea, la vigencia del enfriamiento puede ser hasta de dos horas y, por tanto, puede servir perfectamente gastando poco dinero.

Eléctrico con regulador de temperatura: Caso Design

De un extremo a otro en tamaño, diseño y, muy principalmente, en desembolso ya que estamos ante un sofisticado enfriador eléctrico de precio muy por encima de la media de los más básicos.

A cambio, un rápido enfriamiento, control de la temperatura a través de visor digital, una carcasa de acero inoxidable y, en suma, una versión premium muy versátil en su eficacia ya sea agua, cerveza o, por supuesto, vino y champán.

Como referencias concretas, la horquilla de la temperatura va de los 5ºC a los 18ºC que se van incrementando de uno en uno.

Como objeciones más allá de su eficaz funcionamiento, además del precio, resulta mucho más aparatoso y tiene un diseño más para cocina que para presentar en una mesa para celebraciones especiales.

Atractiva estética: Elrigs

Sin duda, un modelo que, más allá de su utilidad, destaca por una poderosa estética que le hace ser una óptima opción para regalo.

La incorporación de luces de distintos colores que van cambiando y que se accionan mediante un control táctil es la base de este atractivo enfriador que también puede hacer de lámpara de ambiente (lleva cuatro pilas).

Más allá de su aspecto exterior, viene con dos bolsas de hielo para su interior y se ajusta bien a las botellas más estándar de tres cuartos de litro.

En cuanto a sus materiales combina el acero inoxidable de sus bordes superior e inferior con el PVC del cuerpo del dispositivo. Precio asequible para las prestaciones que ofrece.

Especial para cava: Vacuvin

Si de ocasiones especiales se trata no puede faltar el cava o el champán, según los gustos. Este refrescador está especialmente indicado para ambos casos.

Funda de plástico con molde de gel en el interior que hay que meter en el congelador para luego ajustarlo al revestimiento exterior y asegurarlo al cuello de la botella mediante un cordón.

Reutilizable, flexible y no excesivamente económico dentro de esta gama, aunque asequible y llamativo por su estampado para cenas especiales.

Los materiales más habituales son el acero inoxidable, el neopreno o el plástico
Los materiales más habituales son el acero inoxidable, el neopreno o el plástico

De qué material

Los materiales más recurrentes serían:

Acero inoxidable

Resistente y con numerosas ventajas adicionales. Por ejemplo, no genera ningún tipo de olor ni sabor.

Plástico

También duradero, reutilizable y, generalmente, más barato. El más adecuado para esta gama sería el PVC. Son ligeros y, por tanto, se trasladan de manera muy sencilla, aunque en el caso que nos ocupa de enfriadores individuales esto no es un problema. Hay modelos que incorporan cierres de velcro laterales o un cordón en el cuello de la botella que se suelta y aprieta.

Neopreno

Una opción muy buena por el aislamiento que procura y por su flexibilidad. Muy difícil que se rompa.

Textil

Tiene que ser un tejido que cumpla dos requisitos importantes como que sea resistente e impermeable. Dentro llevan gel para que se congele y cumpla su función (importante saber las características del gel para evitar riesgos).

Corcho

Conserva muy bien la temperatura y se trata de un material natural. Muy resistente a posibles golpes y bastante duradero.

Cobre

Muy duro y óptimo aislante. Por tanto, muy eficaz.

Qué ventajas tienen

Señalamos las siguientes:

  • Facilidad de uso
  • Caben en cualquier sitio
  • Muy útil para ocasiones especiales
  • Amplio catálogo
  • Variedad de precios
  • Regalo idóneo para amantes del vino

Entre los ´peros’, por sacar uno de cada tipo, el no eléctrico requiere el congelado previo y el segundo, obviamente, consume energía, pero ninguno de los dos merece la categoría de inconveniente.

La facilidad de uso o su utilidad son dos de las grandes ventajas de los enfriadores
La facilidad de uso o su utilidad son dos de las grandes ventajas de los enfriadores

Última actualización el 2022-12-06 at 14:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados